Castaway On The Moon (2009)

Castaway_On_The_Moon-221184858-large

Tu vida es un despropósito, tu novia te ha dejado por inútil, te han echado del trabajo, y debes una cantidad desorbitada de dinero a un sistema de préstamos rápidos, ¿qué harías? ¿Suicidarte? Pues eso es lo que intenta nuestro protagonista, pero ni siquiera eso le sale bien. Al arrojarse al río para acabar con su intrascendente existencia termina atrapado en una pequeña isla a escasa distancia de la civilización.

Este es el cómico y genial comienzo de ‘Castaway On The Moon’, la segunda película del director surcoreano Hey-Jun Lee. Una irónica primera escena que nos muestra cómo un intento de suicidio convierte a un anónimo trabajador víctima de la crisis económica mundial en un náufrago, con la ciudad, símbolo de su fracaso, casi al alcance de la mano, dejándolo más sólo, más aislado, y sintiéndose aún más perdedor que en el momento antes de intentar suicidarse. Ni siquiera sabe nadar y no es capaz de volver a la ciudad aún teniéndola tan cerca. Es como si el universo le estuviera mostranndo desde el cielo un cartel con la palabra ‘LOSER‘ escrita en letras gigantes y luminosas. Ahora, completamente incomunicado y desprovisto de cualquier tipo de comodidades tendrá que subsistir al más puro estilo ‘El Último Superviviente’ y de paso desprenderse de todo lo material que le ha agobiado tiempo atrás, y que de alguna forma ha propiciado la situación en la que se encuentra.

Castaway_Moon_11

Por otra parte, en la ciudad, una chica lleva 3 años sin salir de su habitación, tiene una rutina muy particular y lleva una doble vida en internet totalmente falsa y que la ayuda a evadirse. Está obsesionada con la luna, y un día, a través del objetivo su cámara descubre a nuestro náufrago, lo observa como si de un extraterrestre se tratara, e intenta ponerse en contacto con él.

Hey-Jun Lee juega en esta película con dos visiones de la soledad. Es una época difícil, de crisis económica, pero también de crisis social. Puede haber un momento en el que no soportemos la presión, que nos veamos saturados y en nuestra cabeza algo haga “crack” y se rompa, llevándonos a tomar caminos extremos. Ambos protagonistas se han visto superados, son productos defectuosos de la sociedad, un cero a la izquierda, y han intentado huir, ya sea mediante el suicidio (fallido) o mediante la reclusión en la inocente seguridad de una simple habitación.

camera

“Fotografío la luna porque allí no hay nadie. Si no hay nadie, no puedes sentirte sola.”

De aquí, surge una atípica y curiosa historia de amor. Un extrañísimo romance que se vale de un estilo narrativo que puede recordarnos, a ratos, a películas como ‘Amelie‘, para bien y para mal, ya que hay algunas escenas muy originales y disfrutables y otra donde se pasan un poco de cursis, pero aún así estan bien llevadas y no chirrían demasiado. Apenas hay diálogos, los personajes, en su soledad, se pasan prácticamente la totalidad de la película hablando con ellos mismos, un logro en mi opinión, ya que esto permite unas interpretaciones de bastante nivel, destacando a Jeong Jae-Yeong, con esa sobreactuación tan típica de los actores asiáticos, que retrata perfectamente las distintas fases por las que pasa el personaje (y no son pocas). Una gran banda sonora redondea el conjunto.  El resultado es un producto con las ideas claras, magnético, que transmite muy bien el mensaje que quiere transmitir, y que sacará una sonrisa a más de uno.

Ambos son náufragos.

Puntuacion: 8 (Fuck the society!)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s