Crítica corta: El perfecto anfitrión (2010)

“¿Tinto o blanco?”

El_perfecto_anfitri_n-567812791-large

“Empieza muy bien, pero va de más a menos” ¿Cuántas veces nos han presentado una película de esta forma? Un buen planteamiento, una buena idea, pero que va diluyéndose conforme avanza la trama… Esta es la mejor manera de definir a ‘El perfecto anfitrión‘, película de un director prácticamente desconocido, Nick Tomnay, pero protagonizada por David Hyde Pierce, el hermanísimo de Kelsey Grammer en la gran ‘Frasier‘.

De la trama mejor no destapar mucho. John Taylor, después de atracar un banco y resultar herido decide esconderse de manera provisional mientras huye de la policía, y lo hace en casa de Warnick Wilson, haciendose pasar por el amigo de una amiga de este, Julia.  Es de esas películas que es casi imprescindible llegar virgen al visionado para poder disfrutarla. Sí, disfrutarla, porque si bien el filme va perdiendo fuelle conforme pasan los minutos, no deja de ser una experiencia interesante. El terror psicológico y la comedia negra dan paso a una sucesión de giros de guión que terminarán de transformar una buena idea en una entretenida y extravagante curiosidad.

Puntuación: 6,5/10 (Algo diferente)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s