Crítica The Order 1886 (2015, PS4)

La cosa va de bigotes.

(Nota: A partir de ahora todas las imágenes de las críticas de videojuegos de PS4 estarán sacadas directamente de la consola. Esto implicaría dos cosas, una ligera pérdida de calidad de lo que se ve realmente pero fotos únicas que no verás en otras páginas y más acordes a la experiencia real… para así evitar “bullshots”.

Y ya entramos en 2015, después de sufrir uno de los peores años “videojueguisticos” en 2014, llega el que está llamado a ser el primer bombazo del año y posiblemente el primer gran exclusivo de PS4. “The Order 1886” es el primer juego de sobremesa de “Ready at Down”, sí, aquel pequeño estudio que ya nos trajo los God Of War de PSP que esta vez se atreven con algo grande… o lo intentan.

The Order: 1886_20150223185449

La recreación de los escenarios es fantástica.

Desde que The Order 1886 fuese anunciado siempre ha estado de polémica propiciada sobre todo por la falta de información ofrecida por el estudio y las malas lenguas. Se le ha tachado con un falso downgrade hasta diciendo que dura 3 horas… y ya decimos que pese a que The Order es corto no dura ni 3 ni 5 horas… a nosotros nos ha durado 9 en difícil y sin ayuda para apuntar.

En The Order 1886 nos ponemos en la piel de Sir Galahand, un caballero de una antigua Orden secreta de caballeros fundada siglos atrás por el Rey Arturo para luchar contra los híbridos (hombres lobo) e intentar mantener el orden… sí, somos un caballero de la mesa redonda, básicamente. Nos situamos en una Londres Victoriana donde nuestro protagonista se ve envuelto en medio de una revolución donde nada es lo que parece y donde los híbridos (o licanos como también los llaman) amenazan con destruir la civilización.

The Order: 1886_20150222185604

Como caballeros de la mesa redonda que somos… no podía faltar dicho elemento.

Es un juego de acción en tercera persona, donde lo único que tenemos que hacer es avanzar y cada x tiempo pegar unos tiros con un sistema de coberturas muy cuidado además es muy cinematográfico y le da muchísimo peso al argumento… y esto no sería un problema si algunos elementos no estuvieran tan mal narrados. Es muy fácil perderse de cara a la mitad del juego si no estamos atentos. Además no ayuda que cada personaje tenga un nombre diferente… por ejemplo un personaje tiene como nombre de caballero Sir Gallahand… pero a veces lo llaman Grayson o Gray… y así con todos los personajes. Además el juego acaba abruptamente, dejando muchísimos cabos sueltos y que no sabemos si no los han cerrado por falta de tiempo, de cara a una secuela o por ineptitud… espero que sea por lo segundo. Aun así con esta decadencia el trasfondo es excelente y podemos ver a personajes históricos reales como el científico Nikola Tesla.

The Order: 1886_20150223184025

Es un juego adulto, donde no falta sangre y alguna escena picante.

The Order 1886 tiene unos valores de producción excelentes y eso se nota en el SOBERBIO apartado técnico. Son los mejores gráficos que hemos visto en una consola. Todo está cuidadísimo desde los modelados de los personajes hasta la recreación de los escenarios y los efectos de luz, como se puede ver en las imágenes que acompañan a estas líneas. Es como jugar a una película. Es excelente y muy bien pulido… a unos 1080p y unos 30fps más duros que el Roque Nublo y además sin bugs, lo cual es raro en esta generación de consolas. Lo único achacable son las enormes bandas negras que aunque le dan un toque cinematográfico no dejan de ser molestas y parece más una excusa para capar elementos de la pantalla que otra cosa.

Y con unos valores de producción tan altos no podemos olvidarnos de su cuidadísimo doblaje al castellano, dirigido por el mismísimo Alex de la Iglesia. Mención especial a la OST que también es excelente, orquestada y tétrica, que casa muy bien con la ambientación.

The Order: 1886_20150224220025

Algunos combates contra los licanos los hacemos cuerpo a cuerpo en un uno contra uno… por cierto, esta imagen es gameplay.

Y hasta aquí lo bueno, ahora toca lo malo. Pese a tener unos valores de producción tan altos The Order 1886 está muy lejos de la excelencia y es que un desarrollo tan cinematográfico tiene sus pegas. Como ya dijimos, es un juego de acción en tercera persona pero es que está taaaaan encorsetado. Es muy soso, no hay ni árbol de habilidades, ni caminos alternativos ni siquiera hay lugar a exploración… el juego es una larga línea recta donde de vez en cuando pegamos unos tiros. Además de esto, al ser tan cinematográfico no es raro que te cuelen una escena cada dos por tres, rompiendo el ritmo constantemente.

Pero esto no es lo peor del juego. El juego no es largo (9 horas como dije) pero es que una vez pasado no hay ningún otro motivo por el cual seguir jugando, ya que no hay multijugador, ni extras desbloqueables, nada, solo los trofeos, que además no son nada difíciles… y créeme que un cooperativo le hubiera venido de perlas.

The Order: 1886_20150224221039

Un juego con carencias pero que aun así mola.

En mi opinión personal, The Order 1886 me ha parecido un juego fantástico con unos valores de producción pocas veces visto y con un trasfondo interesantísimo, a mí personalmente me encantan las historias tétricas de hombres lobo. Pero los fallos que tiene son tan graves que lo alejan de la excelencia. Un juego que le da tanta importancia al argumento no puede tener los fallos que tiene este y algunos fallos jugables son inadmisibles para el año que estamos. Sin duda The Order es un juego que hay que jugar si se tiene una PS4 pero ahora no es el momento debido a su poco contenido puesto que en menos de una semana lo finiquitaras. Aun así si algún día sale una secuela y corrigen los fallos de esta entrega estaremos ante algo… muy muy grande.

Puntuación: 7/10 (Juégalo pero cuando lo veas a 30€.)

 

Anuncios